Amenazas de dimisión si Gobierno israelí suspende reforma judicial y caos en Tel Aviv

elInternacionalista
7 Min Read

El ministro de Justicia amenazó con renunciar a su cargo si Netanyahu detiene las enmiendas, mientras funcionarios del partido Likud lo culpan de llevar a “Israel” al borde de la guerra civil.

El ministro de Justicia israelí, Yariv Levin, amenazó con renunciar a su cargo si el primer ministro del gobierno Benjamin Netanyahu, suspendía las enmiendas judiciales, informó el corresponsal de Al Mayadeen.

Esto se produjo después de que los foros del Likud estimaran que Netanyahu anunciaría el cese de las enmiendas judiciales, tras perder el control por las protestas en los territorios palestinos ocupados, las cuales se intensificaron tras la destitución del ministro de Defensa, Yoav Gallant.

Altos funcionarios del partido Likud se pronunciaron por la renuncia del ministro de Justicia después de lo sucedido en la noche de este domingo, y lo consideraron el responsable de llevar a “Israel” al borde de la guerra civil.

Mientras, según medios sionistas, el Comité de Legislación de la Knesset decidió no votar una ley para cambiar la composición del Comité de Designación de Jueces.

Grandes manifestaciones de cientos de miles de colonos recorrieron las calles pidiendo la destitución del primer ministro y llegaron frente a su casa, así como cerca de la Knesset.

El exvocero del ejército de ocupación consideró la noche de este domingo como la más oscura en la historia de “Israel”, y un oficial de la policía confirmó la pérdida de control en varios lugares donde se desarrollaron las manifestaciones.

Anteriormente, el presidente de la ocupación, Isaac Herzog, habló sobre la etapa difícil que vive el país y la amenaza de una profunda y peligrosa crisis interna

Caos en “Israel”, las cosas se salieron de control

Miles de manifestantes se reunieron frente a la casa de Netanyahu luego de la destitución del ministro de Defensa para exigirle su renuncia al gobierno. Grandes manifestaciones de colonos recorren las calles de la Jerusalén Ocupada pidiendo la destitución del primer ministro Benjamin Netanyahu

Luego de la destitución del ministro de Defensa, Yoav Gallant, medios israelíes confirmaron la presencia de movilizados en la entrada de la casa de Netanyahu, algo sin precedentes durante las protestas.

En “Tel Aviv”, miles de personas bloquearon la carretera Ayalon, en la cual, dicen los organizadores, van a permanecer toda la noche. Al mismo tiempo, el ejército levantó el estado de alerta ante la pérdida de control por la división interna dentro de sus fuerzas. Para mañana está anunciada una manifestación frente a la Knesset, a partir de las dos de la tarde.

Un oficial de alto rango de la policía reconoció la pérdida del control en varios lugares. Las manifestaciones sorprendieron a las autoridad sionistas, las cuales no estaba preparada para tal escenario. El Magen David Adom (servicio nacional de emergencia) elevará el estado de alerta en los puntos de protesta, publicó el coresponsal de Al Mayadeen.

También se conoció del traslado de la familia Netanyahu a la sede del Shin Bet en la Jerusalén ocupada, misión a cargo de la Unidad de Seguridad 730, pues los manifestantes asaltaron las barreras alrededor de la casa. La seguridad de “Israel” se ha convertido en un peligro claro e inmediato. Hay un caos total cerca de la vivienda, la situación parece haberse salido de control, señalaron los medios locales. No obstante, Netanyahu insistió en la necesidad de “mantenerse firmes contra la desobediencia”, en referencia a su decisión de destituir al ministro de Defensa, a la luz de la crisis provocada por las enmiendas judiciales.

“Israel” está en el mayor peligro desde la “guerra del 73”

El ex primer ministro Naftali Bennett ubicó a “Israel” en su momento de mayor peligro desde 1973. También una declaración conjunta del líder de la oposición Yair Lapid y el excomandante del ejército de ocupación Benny Gantz, al comentar sobre el despido de Gallant, apuntó: Netanyahu cruzó la línea roja.

“La seguridad no puede ser una carta en el juego político, quien asuma el cargo de ministro de Defensa se deshonrará”, dice el documento.

Mientras, funcionarios de la coalición del ejecutivo manifestaron estar completamente conmocionados. El mandatario cometió un error estratégico, opinaron.

Hubo asombro en el ejército por la destitución de Gallant, y el temor de que el nuevo titular dé instrucciones para despedir a los soldados y oficiales renuentes a servir. Según los medios israelíes, el Jefe de Estado Mayor, Herzi Helvey, reunirá mañana a los oficiales del Estado Mayor General para discutir el desarrollo de la situación; porque los foros del Likud estiman un posible anuncio de suspensión de la polémica legislación judicial.

Huelgas y parálisis de la economía

En el contexto de los últimos acontecimientos, el cónsul general isrelí en Nueva York, Assaf Zamir, presentó su dimisión tras la destitución de Gallant. El director general del Ministerio de Seguridad, mayor general Eyal Zamir, también interrumpió su visita a Washington y regresó a “Israel”.

Por su parte, las universidades anunciaron, el cierre de sus puertas por tiempo indefinido en todo el territorio, a partir del lunes. Decenas de médicos en varios hospitales también comunicaron que no irían a trabajar el lunes.

Asimismo, el jefe del Sindicato de Trabajadores señaló para el lunes una conferencia de prensa para un anuncio dramático, que puede ser una huelga general y paralizar la economía. Las autoridades locales están considerando unirse al sindicato”, y descreiben los sucesos como “una locura”.

En este contexto, funcionarios de la administración estadounidense criticaron la decisión de Netanyahu de destituir al titular de Defensa y expresaron su preocupación por la situación en “Tel Aviv”

Al Mayadeen

Share This Article
Leave a comment