Catar condiciona seguridad en el mar Rojo con el final de la contienda en Gaza

elInternacionalista
3 Min Read

La seguridad de los barcos en el mar Rojo no se puede garantizar sin que finalice el conflicto bélico en la Franja de Gaza, declaró este martes en una rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Exteriores de Catar, Majid al Ansari.

Al comentar los ataques de EEUU y Gran Bretaña contra las posiciones del movimiento chií de Yemen Ansar Alá (hutíes) para detener sus ataques contra las embarcaciones, el jefe de la diplomacia catarí destacó que “el agravamiento de la situación en Yemen y en la zona del mar Rojo no se puede enfocar de forma aislada de lo que ocurre en la Franja de Gaza“.

“Resulta imposible garantizar por medios militares la seguridad de los buques en el mar Rojo si continúa la guerra en la Franja de Gaza. En caso de que termine la guerra (…), la situación en la región también se calmará, dijo Ansari.

El titular dejó sin comentarios la información sobre la suspensión del transporte de gas natural licuado de Catar a Europa a través del mar Rojo.

El movimiento Ansar Alá (hutíes), que controla una parte de Yemen, proclamó el pasado 19 de noviembre que atacaría cualquier barco relacionado con Israel, como respuesta a los ataques israelíes a la Franja de Gaza, e instó a otros países a retirar sus tripulaciones de esas embarcaciones y a no acercarse a ellas en el mar.

Desde entonces, según el Mando Central de Estados Unidos (Centcom), se registraron una treintena de ataques hutíes con drones, misiles antibuque y misiles de crucero contra barcos en el mar Rojo y el golfo de Adén, rutas marítimas clave para el comercio internacional.

En la noche del 11 al 12 de enero, EEUU y el Reino Unido lanzaron una oleada de ataques contra objetivos hutíes en cuatro gobernaciones de Yemen.

Los ataques, que contaron con el apoyo de Australia, Baréin, Canadá y Países Bajos, fueron dirigidos contra los puestos de mando, depósitos de municiones, sistemas de lanzamiento, instalaciones de producción y radares de defensa aérea y causaron al menos cinco muertos y seis heridos en las filas hutíes.

En la noche siguiente, EEUU llevó a cabo un segundo ataque a Yemen, esta vez contra la base aérea Al Dailami.

Altos cargos del movimiento Ansar Alá sostienen que la agresión por parte de EEUU y sus aliados no disuadirá a los hutíes de atacar barcos vinculados a Israel mientras duren las hostilidades en la Franja de Gaza. (Sputnik)

Share This Article
Leave a comment