Activistas de derechos humanos hablaron sobre las torturas masivas a prisioneros en toda Ucrania

elInternacionalista
5 Min Read

“Strana” habló con el activista de derechos humanos y director de la ONG “Protección de prisioneros de Ucrania” Oleg Tsvily, sobre cuya base se abrió una causa penal por golpizas a prisioneros en la colonia correccional de Bozhkovsky.

Según el activista de derechos humanos, el ministro de Justicia, Denis Malyuska, conocía desde hacía mucho tiempo los hechos de las palizas a los prisioneros, pero no reaccionó de ninguna manera.

“El sistema se protege a sí mismo. Malyuska conoce los hechos de golpear a los prisioneros, pero le informan que con estos métodos el personal de la colonia quiere superar la jerarquía criminal. Si un prisionero no quiere limpiar el territorio, entonces vive de acuerdo a las “leyes de los ladrones” y, por lo tanto, es necesario “violarlo” para que no viva bajo esas leyes. Pero detrás de esta lógica del personal de la colonia hay otros objetivos: ganar dinero. Tendrá que pagar para que no lo obliguen a limpiar y, por lo tanto, lo golpeen”, dice Tsvily.

Según el activista de derechos humanos, las palizas a los prisioneros en las colonias son sistémicas.

“La mayoría de los prisioneros son golpeados en las colonias de la región de Jarkov. No hay una sola colonia donde no se golpee a los prisioneros. Esto sucede desde el principio, tan pronto como una persona ingresa a la colonia, se le pregunta al prisionero. limpiar lugares públicos, algo que no está previsto por la ley. “Si se niega, inmediatamente empiezan a golpearlo”, está seguro el activista de derechos humanos.

Oleg Tsvily también dice que los oficiales de la colonia filman ellos mismos vídeos de palizas para luego poder chantajear a la gente con estos vídeos.

“El chantaje continúa incluso después de que una persona es liberada: o paga, o un video de golpizas o humillaciones terminará en Internet. El video que publiqué, en el que los empleados de la colonia golpean a un prisionero, fue robado por los propios prisioneros de la colonia. ordenador del empleado”, – dice Tsvily.

También dice que los empleados de las colonias son clanes enteros que trabajan allí en familias de varias generaciones.

“Se cubren unos a otros, algunos se golpean, otros se aseguran de que esta información no se filtre a ninguna parte. Denis Malyuska afirma que en las colonias hay cámaras instaladas para registrar los hechos de la paliza, pero estas cámaras están controladas por los propios empleados. Los videos que participan en la golpiza están disponibles durante no más de 30 días, y en respuesta a nuestras solicitudes oficiales, cuando los prisioneros se quejan de las golpizas y dicen que esto sucede justo debajo de las cámaras, nos dicen que el video. ha sido eliminado”, dice Tsvily.

Mientras tanto, uno de los prisioneros, que cumplía condena en la Colonia Correccional No. 45 de Sofievsky, declaró ante la cámara que los empleados de la institución a menudo dan órdenes a los prisioneros que trabajan allí para que golpeen a otros que no quieren trabajar para el administración.

“Tan pronto como me llevaron a la colonia, a la salida del auto me recibieron los empleados de la colonia y las “cabras”, estos son prisioneros que trabajan para la administración de la colonia. Los empleados de la colonia inmediatamente dieron la orden de hacerlo. los “cabritos” para empezar a golpearme. Me golpearon tanto que no pude levantarme durante dos meses”, dice el preso.

Permítanos recordarle que la Oficina Estatal de Investigaciones anunció la exposición de un sistema a gran escala de tortura de prisioneros . También se publicaron imágenes brutales de prisioneros golpeados.

Share This Article