Corea del Sur reanuda ejercicios con fuego real cerca de la frontera con el Norte

elInternacionalista
3 Min Read

Seúl, 2 jul (Sputnik).- Corea del Sur reanudó los ejercicios con fuego real cerca de la frontera con el Norte, tras una pausa de seis años, reportó la agencia Yonhap citando al Ejército surcoreano.

Durante los ejercicios, que se llevaron a cabo en campos de artillería de las provincias de Gyeonggi y Gangwon, a menos de cinco kilómetros de la línea de demarcación militar dentro de la zona desmilitarizada entre las dos Coreas, se dispararon unas 140 rondas de artillería con obuses autopropulsados K9 y K105A1, precisó este medio.

Según el comunicado castrense, los ejercicios “se centraron en fortalecer la postura de preparación de artillería y capacidades de respuesta en caso de provocaciones del enemigo” y se realizarán de manera regular en el futuro.

El Ejército surcoreano reanudó los entrenamientos con municiones reales tras suspensión, el pasado 4 de junio, del llamado Acuerdo Militar Integral del 19 de septiembre de 2018 en medio de una escalada de tensiones por el envío de globos con basura del Norte al Sur, construcción de fortificaciones en la frontera e interferencias norocoreanas en señales GPS.

La semana pasada, el Cuerpo de Infantería de Marina de Corea del Sur realizó un ejercicio con fuego real a gran escala en el que se implicaron los obuses K9 y sistemas de lanzacohetes múltiple Chunmoo, por primera vez en siete años, en las islas situadas cerca de la frontera marítima intercoreana.

El acuerdo de 2019 estipulaba una serie de medidas para reducir el riesgo de enfrentamientos y promover la desescalada en la frontera intercoreana. En particular, prohibía realizar ejercicios militares cerca de la línea de demarcación, así como en las zonas de exclusión aérea y marítima.

Algunas cláusulas del documento, como la restricción de actividades de vigilancia y reconocimiento aéreo en zonas fronterizas, fueron suspendidas varios meses antes, en noviembre de 2023.

La suspensión total del acuerdo permite a Corea del Sur reanudar los entrenamientos militares cerca de la frontera y retomar las emisiones de propaganda por megafonía hacia el Norte. (Sputnik)

Share This Article