El voto sobre el Holocausto dificulta la adhesión de Montenegro a la UE – POLITICO

elInternacionalista
7 Min Read

La pequeña nación de los Balcanes Occidentales quiere unirse a la UE en 2028, pero las tensiones con Croacia podrían impedirlo.

BRUSELAS — Una controvertida votación en el Parlamento montenegrino condenando los crímenes cometidos por los fascistas croatas durante la Segunda Guerra Mundial ha ensombrecido las esperanzas del país de unirse a la UE.

“Nos está perjudicando, definitivamente no nos está ayudando”, dijo a POLITICO el primer ministro de Montenegro, Milojko Spajić, en una entrevista en Bruselas antes de que su parlamento votara el viernes la resolución no vinculante, que fue rápidamente condenada por Croacia.

Campo de exterminio de Jasenovac

La resolución se centra en el campo de exterminio de Jasenovac, Croacia, que se construyó durante la Segunda Guerra Mundial bajo el régimen fascista del país, que colaboró ​​con la Alemania nazi. En él fueron asesinados decenas de miles de serbios, judíos, gitanos y otras minorías.

Campo de exterminio de Jasenovac

La votación eclipsó una semana positiva para el gobierno centrista pro-UE de Spajić. El primer ministro describió su administración como “realmente optimista y llena de energía” después de superar un obstáculo importante en sus negociaciones de adhesión a la UE en una conferencia intergubernamental en Bruselas el 26 de junio. Spajić quiere que su país ingrese a la UE en 2028 y dice que tiene la intención de cerrar “bastantes capítulos” para fin de año, mientras Hungría preside las reuniones del Consejo de la UE.

Sin embargo, tras la votación de la resolución, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, canceló un viaje a la capital montenegrina, Podgorica, durante el cual debía reunirse con Spajić, invitando en su lugar al presidente Jakov Milatović a Bruselas el martes.

Montenegro, un país de unos 600.000 habitantes del que los datos disponibles sugieren que alrededor del 30 por ciento son de etnia serbia, se presenta como un blanco fácil en un momento en que la UE busca expandirse. Spajić, de 36 años, llegó al poder a fines de 2023 después de un período de profunda inestabilidad política y ahora dirige un gobierno minoritario apoyado por un partido proserbio.

Spajić afirmó que una resolución aprobada en mayo por la Asamblea General de la ONU condenando el genocidio de Srebrenica cometido contra los bosnios por Serbia en 1995 había dado lugar a una “hiperinflación” de resoluciones. Añadió que apoya todas esas resoluciones siempre que se centren en las víctimas y no en los perpetradores o en la historia.

Los diputados montenegrinos ampliaron en el último minuto su resolución para incluir otros crímenes históricos como los campos de concentración nazis de Dachau y Mauthausen.

“La resolución de la ONU sobre Srebrenica abrió una caja de Pandora”, dijo Spajić. “No es nuestra política principal, es una digresión”.

El gobierno de Croacia condenó la resolución del parlamento montenegrino como “inaceptable, inapropiada e innecesaria” en una publicación en X el sábado, diciendo que había sido “aprobada para devaluar y relativizar la resolución de la ONU sobre el genocidio en Srebrenica” y que corría el riesgo de descarrilar el intento de adhesión de Montenegro a la UE.

El primer ministro croata, Andrej Plenković, dijo el sábado que la resolución de Podgorica demuestra “una política deliberada y consciente de división dentro de Montenegro” y envía “un mensaje aún peor sobre el respeto mutuo y el deseo de buenas relaciones de vecindad”.

Tras la desintegración de la ex Yugoslavia a principios de la década de 1990, las repúblicas constituyentes del país libraron una serie de guerras interétnicas que enfrentaron a serbios, croatas, bosnios y montenegrinos entre sí y reavivaron viejos agravios de la Segunda Guerra Mundial y anteriores.

En declaraciones a POLITICO el viernes, Spajić dijo que estaba “completamente” de acuerdo con el deseo de Croacia de no arrastrar a la región “atrás en la historia”.

“No queremos embellecer la historia, sólo queremos embellecer el futuro”, afirmó. “Queremos mantener las mejores relaciones posibles con Croacia”.

Spajić también pareció vincular el momento de la resolución a los esfuerzos rusos para desestabilizar los Balcanes Occidentales y comprometer a su gobierno.

“Hay una narrativa rusa en Montenegro, de que [la] Unión Europea y [el] mundo occidental apoyan la historia nazi o fascista”, dijo, sugiriendo que si su gobierno hubiera votado en contra de la resolución, esta habría sido utilizada en su contra.

El presidente serbio Aleksandar Vučić felicitó a Montenegro el domingo por la aprobación de la resolución y anunció que visitaría el país este mes. Antes había negado haber tenido algo que ver con la medida, pero en mayo insinuó que Serbia podría presentar una propuesta similar en la ONU.

Ana Brnabić, presidenta del parlamento serbio y ex primera ministra del país, que ha estado en el cargo durante más tiempo, criticó el lunes a Croacia por oponerse a la resolución y calificó las críticas a los funcionarios croatas de “extremadamente tristes”.

El jefe del Consejo, Michel, pospuso su visita a Podgorica “a una fecha posterior para garantizar conversaciones exitosas con interlocutores clave en el país, que no deberían verse eclipsadas por los acontecimientos más recientes”, dijo a POLITICO un funcionario de la UE.

“Las buenas relaciones de vecindad también siguen siendo un elemento esencial del proceso de adhesión”, dijo el funcionario, añadiendo que Michel está en contacto con Spajić.

Un funcionario del gobierno montenegrino dijo que estaban descontentos con la decisión de Michel de posponer y que les preocupaba que enviara un mensaje equivocado.

Share This Article