España deja claro que las gestiones de Orbán en Moscú y Pekín no son en nombre de la UE

elInternacionalista
3 Min Read

Moscú, 8 jul (Sputnik).- El jefe de la diplomacia española, José Manuel Albares, dejó claro que el primer ministro húngaro Viktor Orbán, cuyo país ejerce la presidencia de la Unión Europea (UE) en el segundo semestre de 2024, no representa a los Veintisiete en sus viajes a Rusia y China.

“Por supuesto que está volando por libre y está haciendo viajes que no tienen ninguna clave más que una clave bilateral. No representan a Europa (…) El Gobierno de España no respalda como viajes europeos los viajes que está haciendo el Sr. Orbán; tampoco lo hacen las instituciones europeas”, manifestó Albares en un programa matutino de la cadena RNE.

El ministro matizó que Orbán “tiene todo el derecho del mundo a hacer los viajes bilaterales que él considere, pero desde luego no hablar en nombre de Europa”. “No fue a Moscú en nombre de Europa, eso debe quedar muy claro”, añadió.

Cuando uno es presidente de la UE, subrayó Albares, “es importante ser cuidadoso, no caer en ambigüedades y separar claramente cuando uno habla en nombre de los Veintisiete y cuando habla unilateralmente”.

Orbán realizó el 2 de julio una visita sorpresa a Kiev, donde se reunió con el líder ucraniano, Vladímir Zelenski; el día 5 llegó a Moscú para entrevistarse con el presidente ruso, Vladímir Putin; y este lunes 8 de julio sostuvo un encuentro en Pekín con el presidente chino, Xi Jinping, en lo que calificó de “misión de paz 3.0”. La siguiente escala es Washington, avanzó el político húngaro en redes sociales.

En junio, Putin esbozó un plan para un cese del fuego inmediato y el inicio de conversaciones de paz con Ucrania, que consta de cuatro condiciones indispensables.

Así, el líder ruso condicionó la paz a la retirada de las tropas de Kiev de los nuevos territorios de Rusia –es decir, las repúblicas de Donetsk y Lugansk y las provincias de Jersón y Zaporozhie (Zaporizhzhia)–, así como al rechazo por Ucrania de los planes de integrar la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Además, Putin insistió en “un estatus neutral, no alineado y no nuclear de Ucrania” y en el levantamiento de todas las sanciones occidentales contra Rusia.

El líder ucraniano, Vladímir Zelenski, por su parte, rechazó la propuesta, calificándola de ultimátum.

Hasta la fecha, Ucrania ha condicionado el cese de las hostilidades a la recuperación de todos los territorios, incluida Crimea que se unió a Rusia en marzo de 2014.

El conflicto de Ucrania, según el Kremlin, puede avanzar hacia una solución política siempre y cuando se tengan en cuenta la situación de facto y la nueva realidad territorial. (Sputnik)

Share This Article