Filipinas puede agravar situación en la región atrayendo fuerzas externas, advierte China

rhdelo
4 Min Read

Pekín, 17 abr (Sputnik).- Filipinas podría recrudecer la situación en el mar de China Meridional con la intervención de fuerzas exteriores a esta zona, declaró el portavoz de la Cancillería china, Lin Jian, a la luz de las próximas maniobras conjuntas entre Filipinas y Estados Unidos.

“Filipinas debe entender claramente que atraer a países de fuera de la región para demostrar su fuerza en el mar de China Meridional, además de provocar una confrontación, sólo puede agravar la situación y alterar la estabilidad regional”, dijo Lin.

El diplomático también señaló que los intentos de traer fuerzas exteriores aparentemente para proteger su seguridad “sólo pueden conducir a más inseguridad”.

“China seguirá tomando las medidas necesarias, salvaguardando con determinación su soberanía territorial y sus intereses marítimos, y protegiendo la paz y la estabilidad en el mar de China Meridional”, añadió el vocero.

The Washington Post informó anteriormente que Filipinas y Estados Unidos se preparan para celebrar la próxima semana el ejercicio militar conjunto Balikatan, “el más ambicioso” desde 1991, con la participación de unos 16.000 militares.

Las fuentes de la publicación dijeron que sería la primera vez que Filipinas y EEUU realizarían maniobras navales conjuntas fuera de las 12 millas náuticas (22 kilómetros) de las aguas territoriales filipinas, en partes de alta mar reclamadas por China.

China y Filipinas se disputan las islas y aguas en torno al archipiélago Spartly (Nansha), que posee valiosos recursos biológicos, tienen potenciales reservas de hidrocarburos y ocupan una situación de importancia estratégica en el cruce de rutas marítimas entre los océanos Índico y Pacífico.

La Corte de la Haya, tras estudiar una demanda de Filipinas, dictaminó en julio de 2016 que China carece de fundamentos para presentar pretensiones territoriales en el mar de China Meridional. Además, declaró que las áreas disputadas del archipiélago no conforman una zona económica exclusiva.

La sentencia provocó un enérgico rechazo de China que negó la jurisdicción del tribunal y la tachó de nula.

La situación en la región se complica a menudo por el paso de buques militares de Estados Unidos que, según la Cancillería china, violan el derecho internacional y minan la soberanía y la seguridad de China.

Pese a las protestas de Pekín, Washington declara que EEUU navegará en todas las aguas en que lo permite el derecho internacional.

En enero pasado, el ministro de Defensa de Filipinas anunció la intención de aumentar la actividad militar de EEUU y sus aliados en la región por la presunta “conducta agresiva” de China, lo que a su juicio haría un aporte a la estabilidad regional.

Ese mismo mes, los cancilleres de Filipinas y China acordaron desarrollar cooperación con el fin de solucionar con calma los incidentes que surgen en el mar de China Meridional y disminuir la tensión en la región. (Sputnik)

Share This Article