‘Las provocaciones de Manila en el Mar de China Meridional serán respondidas con contramedidas’

elInternacionalista
11 Min Read

Filipinas, ignorando los crecientes llamados internos para buscar diálogos constructivos y consenso con China para abordar las divergencias sobre la cuestión del Mar Meridional de China, ha seguido haciendo provocaciones no sólo en cuestiones marítimas sino también en la esfera legal, para lo cual China está completamente preparada, y sus acciones que ponen en peligro el interés legítimo de China serán respondidas con contramedidas.

El lunes, tres buques de la guardia costera filipina intentaron suministrar personal y materiales al buque de la guardia costera filipina 9701 estacionado ilegalmente en Xianbin Jiao. Todo el proceso fue monitoreado y controlado de cerca por la Guardia Costera de China (CCG), dijo el martes Liu Dejun, portavoz de la CCG.

China tiene soberanía indiscutible sobre las Islas Nansha, incluyendo Xianbin Jiao, y aguas adyacentes.

La retención del barco filipino en Xianbin Jiao viola la soberanía territorial y los derechos marítimos de China, contraviniendo la Declaración sobre la Conducta de las Partes en el Mar Meridional de China y socavando la paz y la estabilidad en la región, dijo el portavoz. “China se opone firmemente a esta conducta y el CCG seguirá llevando a cabo la aplicación de la ley de protección de los derechos en sus aguas jurisdiccionales y salvaguardando la soberanía territorial nacional y los derechos marítimos”.

Después de que el CCG contrarrestara resueltamente las actividades de infracción relacionadas con Huangyan Dao, también conocida como Isla Huangyan y Ren’ai Jiao (Arrecife Ren’ai), Filipinas ha intentado afirmar su presencia en Xianbin Jiao de China.

Imágenes recientes del lugar obtenidas por el Global Times mostraron que, además de transportar con frecuencia agua dulce, combustible y alimentos, Filipinas también ha intentado entregar materiales de construcción, sospechosos de ser cemento, al barco de la Guardia Costera filipina estacionado ilegalmente en Xianbin Jiao. Estas acciones de Filipinas justifican una gran vigilancia.

Filipinas está empleando tácticas provocativas alternas en torno a Huangyan Dao, Ren’ai Jiao y Xianbin Jiao. Como bloqueamos sus provocaciones en Ren’ai Jiao, pueden realizar movimientos infractores en Xianbin Jiao y organizar otro encallamiento ilegal con su buque de guerra, dijo Ding Duo, subdirector del Instituto de Asuntos Marítimos. el martes, Ding dijo al Global Times que el Departamento de Derecho y Política del Instituto Nacional de Estudios del Mar de China Meridional

Debía preparar a las autoridades para posibles provocaciones en las llamadas zonas grises.

Algunos expertos señalaron que las acciones de Filipinas tienen intenciones estratégicas. Como Xianbin Jiao, ubicada entre Ren’ai Jiao y la isla filipina de Palawan, está más cerca del territorio continental filipino, Filipinas pretende convertir a Xianbin Jiao en una “base” marítima para abastecer ilegalmente a Ren’ai Jiao y en un “punto de apoyo” para realizar actividades de infracción en el Mar de China Meridional, señalaron.

Además de sus provocaciones en el Mar Meridional de China, Filipinas siguió acusando a China y confundiendo lo correcto con lo incorrecto, sobre lo cual China ha aclarado su postura.

El contralmirante filipino Roy Vincent Trinidad, portavoz de la Armada para asuntos del Mar Meridional de China, fue citado en un informe de Reuters el martes diciendo que las acciones del CCG contra los buques filipinos el 17 de junio fueron las “más agresivas” en la historia reciente.

En respuesta a una pregunta sobre el asunto en la conferencia de prensa habitual del martes, Mao Ning, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, dijo que Ren’ai Jiao es territorio de China. La causa fundamental de la situación actual es que Filipinas infringió los derechos de China y realizó provocaciones deliberadas.

Filipinas necesita detener esas actividades de infracción y provocaciones de inmediato, y volver lo antes posible a la vía de resolver las diferencias a través del diálogo y la consulta, dijo Mao.

El viceministro de Asuntos Exteriores, Chen Xiaodong, y la subsecretaria de Asuntos Exteriores de Filipinas, Theresa Lazaro, presidieron conjuntamente la 9ª reunión del Mecanismo de Consulta Bilateral China-Filipinas sobre el Mar Meridional de China (BCM, por sus siglas en inglés) en Manila el martes, dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores de China.

Ambas partes tuvieron intercambios francos y constructivos sobre la situación del Mar Meridional de China, en particular sobre la gestión de la situación en Ren’ai Jiao. China reiteró su soberanía sobre las Islas Nansha, incluida Ren’ai Jiao, y las aguas adyacentes, afirmando sus derechos soberanos y jurisdicción sobre las áreas marítimas pertinentes, dijo el ministerio.

China instó a Filipinas a detener de inmediato las infracciones marítimas y las acciones provocadoras, y a acatar las disposiciones de la Declaración sobre la Conducta de las Partes en el Mar Meridional de China (DOC, por sus siglas en inglés), instando a Filipinas a volver al diálogo y la consulta para manejar adecuadamente las disputas.

Reconocieron que mantener la paz y la estabilidad en el Mar Meridional de China sirve a los intereses de ambos países y es un objetivo común de los países regionales. Acordaron continuar el diálogo y la consulta a través de mecanismos como el BCM para gestionar las contradicciones y diferencias.

Durante la reunión, ambas partes también intercambiaron puntos de vista sobre la mejora de los mecanismos de comunicación marítima, la promoción del diálogo entre sus guardias costeras y el avance de la cooperación en ciencia marina, tecnología y protección del medio ambiente.

Llamamientos crecientes

Las crecientes tensiones entre China y Filipinas debido a las provocaciones de este último también preocupan a muchos filipinos. “Como filipino y como asiático, no quiero que mi país se convierta en un campo de batalla”, dijo Raúl Lambino, presidente de la Asociación para el Entendimiento Filipinas-China, en una reciente conferencia conmemorativa del 70º aniversario de los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica en Beijing.

Las declaraciones de Lambino resonaron en muchos participantes de la conferencia.

Además, 33 importantes organizaciones empresariales y cívicas chino-filipinas, encabezadas por la Federación de Cámaras de Comercio e Industria Chino-Filipino, Inc. (FFCCCII), abogan fervientemente por la desescalada de las disputas territoriales, instando a que estas cuestiones se aborden a través de canales diplomáticos y un diálogo constructivo entre amigos.

“Los recientes malentendidos con respecto al territorio marítimo se han vuelto cada vez más preocupantes, con el potencial de escalar innecesariamente hasta convertirse en una crisis que podría desestabilizar el desarrollo económico de Filipinas, China y la región asiática en general”, dijo el presidente de la FFCCCII, Dr. Cecilio K. Pedro, al Global Times.

Una resolución pacífica de la disputa marítima es esencial para el desarrollo económico de Filipinas, para evitar la erosión de las relaciones bilaterales tradicionalmente sólidas entre Filipinas y China, que también podrían afectar negativamente a nuestros dos países y a la región asiática en general, dijo Pedro.

“Creo que la gran mayoría de los filipinos, en particular los que estamos en el sector empresarial, estamos profundamente comprometidos con la defensa de la paz y la estabilidad para garantizar un desarrollo económico sin obstáculos y sostenible”, agregó. Filipinas presentó una reclamación ante la ONU sobre una plataforma continental extendida en su búsqueda de reconocimiento de sus derechos más allá de su zona económica exclusiva de 200 millas náuticas en el Mar de China Meridional, y ha acogido con satisfacción el reconocimiento de Vietnam de su solicitud ante la ONU, informó Reuters el lunes.

Sin embargo, Malasia se opuso a la presentación de Filipinas ante la ONU, diciendo que se proyecta desde las líneas de base de Sabah, según informes de los medios de comunicación. Estos enfrentamientos actuales, notas verbales y declaraciones reflejan que las disputas sobre la soberanía territorial y la delimitación marítima en el Mar de China Meridional son muy complicadas y no se pueden resolver mediante acciones unilaterales, como la presentación unilateral de solicitudes de delimitación o mediante procedimientos judiciales y de arbitraje internacionales, dijo Ding. “Si los países en disputa intentan excluir a China en sus negociaciones y consultas bilaterales, es poco realista”, dijo el experto. Además, según las reglas de la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLCS) de las Naciones Unidas, no se considerarán las presentaciones que involucren disputas. Por lo tanto, es poco probable que la solicitud de Filipinas de delimitación más allá de las 200 millas náuticas sea revisada en profundidad y probablemente se aplace o suspenda, señaló Ding. La sugerencia de Filipinas de considerar la delimitación o las negociaciones para la plataforma continental del Mar de China Meridional con ciertos países en disputa es un intento de legitimar el laudo ilegal del llamado arbitraje del Mar de China Meridional, dijeron algunos expertos.

“Creen que la sentencia ha resuelto las disputas, aclarando las áreas de disputa y las respectivas reclamaciones, y que China no tiene reclamaciones legítimas. Por lo tanto, buscan excluir a China de las conversaciones sobre delimitación marítima, negociando directamente con otros países en disputa”, dijo Ding.

“Este enfoque plantea ciertos riesgos para nuestras reclamaciones. Aunque no afectará sustancialmente nuestras reclamaciones legales, podría tener consecuencias políticas, diplomáticas y de opinión pública negativas. Tomaremos contramedidas efectivas”, dijo el experto.

Share This Article