Rusia envía a EEUU y otros países solicitudes relacionadas con atentados en Nord Stream

elInternacionalista
3 Min Read

Moscú, 3 jun (Sputnik).- La Fiscalía General rusa envió a las autoridades competentes de Estados Unidos, Alemania, Francia y Chipre nuevas solicitudes en relación con los atentados cometidos contra Rusia, incluyendo las explosiones en los gasoductos Nord Stream 1 y 2, declaró el portavoz de la entidad Andréi Ivanov.

“La Fiscalía General de Rusia envió a las autoridades competentes de EEUU, Alemania, Francia y Chipre solicitudes adicionales con motivo de los atentados terroristas y actos criminales relacionados con ellos, cometidos en el territorio ruso contra los intereses de Rusia y sus ciudadanos, en particular, en relación con la explosión de los gasoductos Nord Stream 1 y Nord Stream 2”, dijo el vocero a los periodistas.

Según Ivanov, a pesar del atentado, “las autoridades competentes de Estados Unidos, Chipre y Francia no investigaron las circunstancias de la financiación y otra ayuda” en la organización de estos ataques terroristas, y las alemanas ahora “evaden el cumplimiento de sus obligaciones internacionales de cooperación con Rusia”.

Sin embargo, esos países forman parte del Convenio Internacional para la Represión de los Atentados Terroristas Cometidos con Bombas y en el Convenio Internacional para la Represión de la Financiación del Terrorismo.

“En este sentido, están obligados a tomar medidas para investigar el terrorismo y su financiación, así como a proporcionar la máxima asistencia en la investigación de esos actos ilícitos, incluida la ayuda para obtener las pruebas necesarias para el procedimiento”, agregó Ivanov.

Según la información de la Fiscalía rusa, en las solicitudes adicionales se señaló la necesidad de adoptar medidas para cumplir sus obligaciones internacionales de combatir las actividades terroristas y su financiación, así como organizar una investigación de los crímenes y llevar a los responsables ante los tribunales.

El 26 de septiembre de 2022, tres de las cuatro líneas de los gasoductos rusos Nord Stream 1 y 2 fueron blanco de un sabotaje con cargas explosivas en el fondo del mar Báltico, cerca de una isla danesa y frente a las costas suecas, zonas infestadas de buques de guerra de la OTAN.

Una investigación periodística realizada por el comunicador estadounidense Seymour Hersh, ganador del premio Pulitzer, reveló que buzos militares de Estados Unidos colocaron las cargas explosivas bajo los gasoductos rusos en junio de 2022, durante los ejercicios Baltops de la OTAN.

Citando a las fuentes con conocimiento directo de la planificación operativa de los ataques, Hersh acusó a los militares noruegos de activar los explosivos tres meses después, causando serios daños a las tuberías que conectan a Rusia con Alemania por el fondo del mar Báltico.

Hersh subrayó que el presidente estadounidense, Joe Biden, aprobó el sabotaje tras más de nueve meses de debates secretos con su equipo de seguridad nacional. (Sputnik)

 

Share This Article