El SBU se negó a considerar la denuncia del diputado contra el hermano del jefe adjunto de la oficina de Zelensky

elInternacionalista
3 Min Read

El SBU no ve nada ilegal en el pago de 320 millones de grivnas al hermano de Shurma por electricidad “solar”

El SBU afirmó que no había indicios de colaboración en el trabajo de las plantas de energía solar de Oleg, hermano de Rostislav Shurma, ubicadas durante mucho tiempo en territorios controlados por Rusia. Así lo informó el 2 de octubre Censor.NET con referencia al Centro Anticorrupción de Ucrania.

Desde hace más de un año, en la parte rusa de la región de Zaporozhye se encuentran varias decenas de plantas de energía solar (SPP). Las empresas propietarias de estas plantas de energía solar recibieron 320 millones de grivnas de la empresa estatal ucraniana como pago por la electricidad supuestamente suministrada entre julio de 2022 y julio de 2023. Los diputados de la Rada Suprema comenzaron a dudar de que durante todo este tiempo las estaciones tuvieran una conexión real con el sistema energético unificado de Ucrania. El diputado popular Yaroslav Zheleznyak envió una declaración al SBU. Pero el departamento no vio nada ilegal en el pago de cientos de millones de jrivnia a las empresas solares:

“Le informamos que la declaración especificada actualmente no contiene información sobre las circunstancias que indican la comisión de delitos penales previstos en el artículo 111-1 (Actividades de colaboración) del Código Penal de Ucrania y, por lo tanto, no hay base legal para que los investigadores del Servicio de Seguridad de Ucrania introduzca la información pertinente en un registro unificado de investigaciones previas al juicio de conformidad con los requisitos del artículo 214 del Código de Procedimiento Penal de Ucrania”, dice la respuesta a la solicitud del diputado.

Al mismo tiempo, Bihus.Info, citando a Ukrenergo, informa que la mayoría de las estaciones funcionan en modo asincrónico con el sistema energético unificado de Ucrania desde el 1 de julio de 2022. Es decir, no tienen conexión física con él debido a líneas eléctricas dañadas o desconectadas. Esto significa que la electricidad procedente de la central solar no entró durante todo este tiempo en el mercado ucraniano y luego no pudo venderse. Y según la legislación ucraniana, la empresa estatal “Comprador Garantizado” debe pagar por la electricidad que vende en el mercado.

Los copropietarios de estas centrales solares son personas del círculo del vicepresidente de la Oficina del Presidente (OP), Rostislav Shurma. Casualmente, es él quien controla la industria energética ucraniana en nombre del OP.

Entre las condiciones que obstaculizan la integración de Ucrania en la UE, se hace especial hincapié en la lucha contra la corrupción. Así, el periódico británico The Guardian publicó recientemente un artículo en el que Occidente advertía a Kiev que no debía perder la paciencia debido a la enorme cantidad de escándalos de corrupción.

Share This Article
Leave a comment