Irán equipara ataques de EEUU y Gran Bretaña contra Yemen con una “declaración de guerra”

elInternacionalista
4 Min Read

El embajador de Irán ante la ONU, Amir Saeid Iravani, cuestionó los bombardeos de Estados Unidos y Gran Bretaña contra Yemen y los equiparó a una “declaración de guerra”.

“El ataque de Estados Unidos y Gran Bretaña contra Yemen constituyen una burda violación de la soberanía de ese país, del derecho internacional y de la Carta de la ONU, y equivale a una declaración de guerra al pueblo yemení”, dijo el diplomático iraní a la revista estadounidense Newsweek.

La noche del 11 al 12 de enero, Estados Unidos y Gran Bretaña bombardearon el norte de Yemen con el argumento de que buscaban garantizar la navegación segura en el mar Rojo. El movimiento rebelde de los hutíes Ansar Alá que controla el norte de Yemen desde 2014, catalogó los ataques estadounidenses y británicos de “una barbarie terrorista” y “una agresión deliberada e infundada”.

El embajador iraní señaló que la agresión de Washington evidencia que Israel logró involucrar a Estados Unidos en los enfrentamientos en la región.

“El régimen israelí supone que los conflictos en Gaza, Líbano y Siria están dentro de su jurisdicción, mientras que las guerras en Irak y Yemen deben estar relacionadas con Estados Unidos (…) El régimen maniobró hábilmente para involucrar a Estados Unidos en estos conflictos siguiendo sus propios intereses”, subrayó.

Irvani advirtió que cualquier país involucrado en estas y posteriores hostilidades puede “exponerse a un peligro potencial o ser considerado por el movimiento Ansar Alá como un objetivo justificado“.

Desde el movimiento rebelde yemení señalaron que los estadounidenses y los británicos lanzaron 73 ataques con misiles guiados contra Yemen causando cinco bajas mortales a las fuerzas hutíes, otros seis combatientes resultaron heridos.

La noche del 12 al 13 de enero, los estadounidenses volvieron a atacar a Yemen. Esta vez bombardearon la base aérea Al Dailami que no operaba desde hace tiempo.

Los rebeldes yemeníes pusieron en jaque a Israel con sus ataques a los barcos que llevan suministros a este país por el estrecho de Bab el Mandeb, la vía estratégica que conecta al golfo de Adén con el mar Rojo y puerta de entrada al canal de Suez.

El movimiento hutí recalcó que no detendrá sus operaciones en el mencionado estrecho hasta que comience la libre entrega de ayuda humanitaria a los palestinos de Gaza.

Los países árabes y musulmanes advirtieron en diversas ocasiones a Estados Unidos que su apoyo incondicional a la operación militar del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, contra los palestinos en la franja de Gaza llevaría a la expansión del conflicto a toda la región.

Desde el 7 de octubre, los bombardeos israelíes han matado a unos 23.800 palestinos, 10.300 de ellos niños y más de 7.000 mujeres.

Las tropas israelíes comenzaron sus ataques tras la operación sorpresa del ala armada del Movimiento de la Resistencia Islámica (Hamás) que gobierna en la Franja de Gaza.

Según datos de Israel, las hostilidades causaron 1.200 muertos y unos 5.500 heridos en el país hebreo.

Netanyahu, ordenó el bloqueo total de la Franja de Gaza, cortando el suministro de agua, electricidad, medicamentos, combustible y alimentos, lo que ha desatado una grave crisis humanitaria en este territorio.

Rusia y otros países instan a Israel y Hamás a pactar un alto el fuego y abogan por una solución de dos Estados, aprobada por la Organización de las Naciones Unidas en 1947, como la única vía posible para lograr una paz duradera en la región. (Sputnik)

Share This Article
Leave a comment