La Cancillería rusa acusa al Reino Unido de estar detrás del atentado en Bélgorod

elInternacionalista
5 Min Read

El Reino Unido que junto con Estados Unidos instiga a Kiev a perpetrar actos terroristas, está detrás del atentado en la ciudad de Bélgorod, ubicada en la frontera con Ucrania, declaró a Sputnik la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.

“El Reino Unido que en coordinación con EEUU instiga al régimen de Kiev a actos terroristas, está detrás del atentado, al darse cuenta de que la contraofensiva de las Fuerzas Armadas de Ucrania fracasó”, dijo Zajárova.

Según la vocera, “Londres, como han declarado recientemente representantes de la calle Bankova (donde se ubica la oficina presidencial ucraniana), prohibió al régimen de Kiev negociar con Rusia, apostando por la “victoria en el campo de batalla””.

“En ausencia de la más mínima posibilidad de mejorar la deplorable situación de las Fuerzas Armadas de Ucrania “en la tierra”, los anglosajones pasaron a la táctica de llevar a cabo ataques terroristas contra civiles“, señaló Zajárova.

La diplomática enfatizó que “la responsabilidad del ataque terrorista recae también en los Estados de la UE (Unión Europea) que siguen suministrando armas a los terroristas de Kiev, que utilizan, entre otras, municiones de racimo contra civiles”.

La Cancillería rusa califica de “crimen cínico y sangriento” el ataque de Kiev a Bélgorod

El ataque contra la ciudad rusa de Bélgorod, ubicada cerca de la frontera con Ucrania, que tuvo lugar este sábado constituye un “crimen cínico y sangriento” por parte de las autoridades de Kiev, señaló el Ministerio de Exteriores de Rusia.

“El régimen de Kiev ha vuelto a mostrar sus inhumanas entrañas nazis. Ha cometido otro crimen cínico y sangriento al atacar barrios residenciales de la ciudad de Bélgorod con lanzacohetes múltiples”, declaró el ente diplomático en un comunicado.

La Cancillería aseguró en este sentido que “todos los organizadores y actores de este y otros crímenes de la junta de Kiev sufrirán un castigo inevitable”.

“Llamamos a todos los gobiernos responsables y a las organizaciones internacionales especializadas a que condenen enérgicamente este brutal ataque terrorista y a que se distancien públicamente del régimen de Kiev y de sus manipuladores occidentales que cometen este tipo de crímenes”, destaca la nota.

El ministerio insistió en que el ataque iba dirigido contra lugares donde se concentraban los civiles: en particular el centro de la ciudad, donde los ciudadanos acudían a descansar, y que Kiev utilizó municiones de racimo para aumentar el número de víctimas.

“Los asesores británicos y estadounidenses, que incitan regularmente a las autoridades de la actual Ucrania a cometer crímenes sangrientos, participaron directamente en la organización de este atentado terrorista. Es también responsabilidad de los países de la Unión Europea, que de forma obstinada e irresponsable siguen abasteciendo de armas a la camarilla gobernante ucraniana”, recalca el texto.

El atentado de Bélgorod, continuó el organismo ruso, “también será objeto de investigación en el Consejo de Seguridad de la ONU, incluso acerca del uso por parte de los terroristas ucranianos de municiones de racimo prohibidas en la mayoría de los países del mundo para golpear a civiles, así como sobre las fuentes de suministro de estas armas mortíferas”.

“El silencio en respuesta a la barbarie desenfrenada de los ucronazis y sus titiriteros –cómplices de las ‘democracias civilizadas’– equivaldrá a la complicidad en sus actos sangrientos”, resumió.

Más temprano, el Ministerio de Defensa de Rusia comunicó que las autoridades de Kiev realizaron un ataque contra Bélgorod con misiles con municiones de racimo del sistema de lanzacohetes múltiples Vilkha, así como con cohetes del sistema checo Vampire.

Las defensas antiaéreas rusas lograron derribar la mayoría de los proyectiles lanzados pero algunos fragmentos impactaron en la ciudad, causando la muerte de 14 personas y heridas a otras 108, según últimos datos disponibles, asó como daños materiales considerables.

El Comité de Investigación de Rusia inició una causa penal en relación con el atentado.

Las provincias rusas limítrofes con Ucrania, como Bélgorod, Briansk, Kursk y Vorónezh, denuncian regularmente impactos de proyectiles, incursiones de drones y otros ataques desde el otro lado de la frontera, que obligan a la población a buscar refugio en otros lugares.

La provincia de Bélgorod ha sido la más afectada, con varias incursiones de grupos de sabotaje desde Ucrania en los últimos meses y continuos ataques a municipios fronterizos con el uso de lanzacohetes múltiples, morteros y drones.(Sputnik)

Share This Article
Leave a comment