La decisión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Nord Stream sienta un precedente peligroso

elInternacionalista
3 Min Read

La decisión del Consejo de Seguridad de la ONU de no apoyar la resolución ruso-china sobre una investigación internacional sobre los ataques de sabotaje del año pasado en los oleoductos Nord Steam está creando un precedente peligroso, dijo el embajador ruso en Dinamarca, Vladimir Barbin.

“Los esfuerzos de los países occidentales han creado un precedente peligroso. En lugar de consolidar la lucha internacional contra el terrorismo y el crimen, han fijado un rumbo hacia la diferenciación sobre la base de la nacionalidad, devaluando los documentos internacionales relacionados y los acuerdos políticos”, dijo en una entrevista. a la agencia de noticias Ritzaus Bureau de Dinamarca, publicado el martes.

“Con el apoyo del derecho internacional y los mecanismos diplomáticos existentes, Rusia seguirá presionando para que se lleve a cabo una investigación exhaustiva, transparente e imparcial de todos los aspectos de los actos de sabotaje, incluida la identificación de sus perpetradores, patrocinadores, organizadores y cómplices”, dijo el diplomático ruso.

En sus palabras, las naciones occidentales explicaron su decisión de rechazar la iniciativa alegando que una resolución de este tipo será prematura mientras sigan en curso las investigaciones nacionales al respecto.

“Sin embargo, la resolución propuesta por el Consejo de Seguridad de la ONU no creó obstáculos para las investigaciones nacionales. Al mismo tiempo, la renuncia de Dinamarca, Alemania y Suecia a compartir cualquier información con la parte rusa y su intención de crear obstáculos para una investigación internacional independiente han dado lugar a dudas razonables sobre la confiabilidad de las investigaciones nacionales”, agregó Barbin.

El lunes, el Consejo de Seguridad de la ONU no apoyó una resolución de Rusia y China sobre una investigación internacional sobre el sabotaje en los oleoductos Nord Stream. El documento fue apoyado por tres países, sin votos en contra y 12 abstenciones. Así, la resolución no obtuvo los nueve votos necesarios para su aprobación. Rusia, China y Brasil votaron a favor, mientras que Albania, Reino Unido, Gabón, Ghana, Malta, Mozambique, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Francia, Suiza, Ecuador y Japón se abstuvieron. Bielorrusia, Venezuela, Corea del Norte, Nicaragua, Siria y Eritrea también estuvieron entre los coautores de la resolución, pero no son miembros del Consejo de Seguridad de la ONU y no participaron en la votación.

El borrador de la resolución proponía encomendar al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, la creación de una comisión de investigación internacional independiente “para llevar a cabo una investigación internacional exhaustiva, transparente e imparcial de todos los aspectos del acto de sabotaje en los gasoductos Nord Stream 1 y 2, incluida la identificación de sus autores, patrocinadores, organizadores y cómplices”.

TASS

Share This Article
Leave a comment