Monitor Euro-Med: Israel comete crímenes de guerra generalizados en Gaza, la catástrofe humanitaria es inminente

elInternacionalista
10 Min Read

Las fuerzas israelíes destruyeron al menos 40 oficinas de medios y 970 unidades residenciales en la Franja de Gaza, documentó Euro-Med Human Rights Monitor.

Israel está cometiendo crímenes generalizados contra civiles palestinos en la Franja de Gaza, dijo Euro-Med Monitor; En medio de cinco días consecutivos de escalada de guerra, Israel ha cortado el suministro de electricidad, agua, alimentos y combustible a Gaza, creando una amenaza de catástrofe humanitaria inminente.

Euro-Med Monitor declaró que el ataque israelí ha provocado la muerte de más de 1.000 palestinos, de los cuales aproximadamente el 60% eran civiles, incluidos 185 niños y 120 mujeres. Alrededor de 5.000 personas más han resultado heridas y cientos permanecen atrapadas bajo los escombros y a lo largo de zonas fronterizas.

Euro-Med Monitor añadió que el ejército de Israel está ampliando sus operaciones militares en Gaza, atacando edificios residenciales sin previo aviso y provocando la muerte de familias enteras.

“Lo que está sucediendo en Gaza representa un desastre humanitario integral, especialmente con la falta de electricidad y agua que afecta a más del 90% de los residentes civiles, y la interrupción de varios suministros esenciales”, dijo la organización en un comunicado. El grupo documentó el asesinato de siete periodistas, las lesiones de al menos 10 más y la pérdida de contacto con dos.

Unos 40 medios de comunicación e instituciones de prensa han resultado dañados o completamente destruidos debido a los ataques de Israel contra edificios residenciales y comerciales, incluidas las torres Palestina y Watan; 56 escuelas y aproximadamente 30 jardines de infancia se vieron afectados.

Euro-Med Monitor ha registrado la destrucción de al menos 70 instalaciones industriales y 970 unidades residenciales, además de daños importantes a aproximadamente 7.920 unidades residenciales. 14 estaciones de agua y saneamiento han resultado gravemente dañadas, según el comunicado, afectando los servicios a casi medio millón de personas.

Aviones de combate israelíes bombardearon una casa perteneciente a la familia Za’anin en Beit Hanoun, al norte de Gaza, sin previo aviso, destruyendo el edificio de cuatro pisos donde vivían cuatro familias. El bombardeo provocó la muerte de los 20 civiles que se encontraban dentro, incluidos 11 niños y cinco mujeres.

En un incidente similar, un avión israelí, sin previo aviso, atacó una casa perteneciente a la familia Nabahin, al este del campo de refugiados de Bureij, en el centro de Gaza. El ataque, que afectó directamente a los residentes, provocó la muerte de 13 personas, entre ellas 10 niños y dos mujeres. Además, otra casa de cuatro pisos y una casa vecina quedaron completamente destruidas.

La declaración del Euro-Med Monitor destacó los acontecimientos del lunes 9 de octubre, señalando el ataque del ejército israelí a un edificio residencial al lado de uno de los principales mercados en el campo de refugiados de Jabalia en el norte de Gaza y un área cercana a los refugios proporcionados para los desplazados. El ataque resultó en la muerte simultánea de más de 40 personas, exponiendo la gravedad de los crímenes de represalia y el castigo colectivo israelíes contra los civiles palestinos.

Significativamente, los equipos de la Defensa Civil Palestina en Gaza han perdido gran parte de su capacidad para recuperar los cuerpos de las víctimas de debajo de los escombros debido a los ataques israelíes en varias zonas de la Franja, dada la escasez de suministros logísticos necesarios para tales tareas.

El bombardeo israelí ha provocado la muerte de cinco trabajadores sanitarios y 10 heridos, afirmó el Ministerio de Salud palestino en Gaza. Según el ministerio, los ataques de Israel han tenido como objetivo siete hospitales y centros de salud, causando daños directos a gran parte de las instalaciones, y han obligado a la evacuación del Hospital Beit Hanoun, el único hospital de la ciudad de Beit Hanoun, tras repetidos ataques contra inmediaciones del edificio, lo que impidió al personal médico entrar o salir de forma segura y dañó varias secciones del interior.

Funcionarios de la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina y del Ministerio de Salud palestino en Gaza informaron al equipo de Euro-Med Monitor que las autoridades israelíes rechazaron una solicitud transmitida por el Comité Internacional de la Cruz Roja para evacuar a personas gravemente heridas para recibir tratamiento fuera de Gaza. Banda.

El Gabinete de Seguridad israelí aprobó una declaración de guerra a Gaza el sábado por la tarde, permitiendo extensas operaciones militares en respuesta a un ataque armado contra Israel que resultó en la muerte de aproximadamente 1.200 israelíes y la captura de decenas más. Desde entonces, el ejército israelí ha llevado a cabo miles de ataques aéreos contra barrios residenciales y edificios de varios pisos habitados por civiles en la Franja de Gaza. Se han observado escenas impactantes de destrucción extensa, incluido el borrado de barrios enteros, incluidas muchas zonas centrales y densamente pobladas.

Debido a los ataques consecutivos de Israel a los barrios, Euro-Med Monitor estimó que casi 400.000 personas, incluidas más de 180.000 en las instalaciones de la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas (UNRWA), han sido desplazadas.

Euro-Med Monitor documentó daños a unas 14 instalaciones de la ONU como resultado de los ataques aéreos israelíes, incluido el ataque directo a una escuela de la UNRWA que alberga a cientos de personas desplazadas. La declaración de la organización también documentó ataques directos y graves contra universidades, mezquitas, mercados, bancos, empresas de telecomunicaciones, torres residenciales y otras infraestructuras civiles.

El comunicado enfatizó que el ejército de Israel está violando los principios del derecho internacional humanitario en sus continuos ataques a la Franja de Gaza, especialmente los principios de necesidad y proporcionalidad, dada la ausencia de refugios o áreas seguras para los civiles de Gaza. Destacó que el derecho internacional humanitario exige la protección de los civiles en todas las circunstancias y bajo cualquier condición, y considera que la matanza de civiles es un crimen de guerra tanto en conflictos armados internacionales como no internacionales, que puede alcanzar el nivel de crimen contra humanidad.

“Atacar o bombardear ciudades, aldeas, viviendas o edificios que estén indefensos” está prohibido en virtud del artículo 25 del Reglamento de La Haya sobre las leyes y costumbres de la guerra terrestre. Además, el artículo 53 del Cuarto Convenio de Ginebra establece que “toda destrucción por la Potencia ocupante de bienes muebles o inmuebles que pertenezcan individual o colectivamente a personas privadas, al Estado, a otras autoridades públicas o a organizaciones sociales o cooperativas, se considerará prohibido a menos que dicha destrucción sea absolutamente necesaria debido a operaciones militares”.

Según el artículo 147 del Cuarto Convenio de Ginebra, la destrucción de bienes que no esté justificada por necesidades militares y se lleve a cabo a gran escala constituye una infracción grave que requiere procesamiento. Esas prácticas también se consideran crímenes de guerra según el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.

Euro-Med Monitor destacó además que, paralelamente a los asesinatos sistemáticos, Israel ha impuesto un cierre completo de la Franja de Gaza, que cubre un área de aproximadamente 365 kilómetros cuadrados y está habitada por alrededor de 2,3 millones de civiles. Este cierre los ha privado de agua, alimentos, combustible, electricidad y suministros médicos.

El Ministro de Defensa israelí, Ya’alon, se ha referido a los palestinos como “animales humanos” y prometió actuar en consecuencia, anunciando un “asedio completo” a Gaza, que ya ha estado bajo restricciones intensamente estrictas desde 2007.

Euro-Med Human Rights Monitor reiteró su llamado a las Naciones Unidas, los países y las potencias pertinentes para que ejerzan presión sobre Israel para que cese inmediatamente sus injustificables ataques contra civiles, se abstenga de operaciones militares y abra todos los cruces fronterizos cerrados para garantizar el flujo de asistencia médica. , alimentos y suministros logísticos a la Franja de Gaza.

Share This Article
Leave a comment