Transnistria acusa a Moldavia de estrangular su economía con aranceles

elInternacionalista
3 Min Read

El presidente de Transnistria, Vadim Krasnoselski, acusó a Chisinau de asfixiar la economía de esta república rebelde, situada entre Moldavia y Ucrania, con el levantamiento de las exenciones arancelarias a partir del 1 de enero.

“Moldavia está intensificando una política que busca asfixiar la economía y provocar una crisis social en Transnistria”, afirmó Krasnoselski en una entrevista con Sputnik.

Para Krasnoselski, “el mantenimiento del bloqueo financiero y de transporte, los problemas con la importación de un gran número de productos, entre ellos los de importancia social como fármacos, equipos médicos y combustible, el bloqueo de las exportaciones transnistrias, las cotizaciones medioambientales y ahora también las arancelarias son los eslabones de una misma cadena”.

El dirigente lamentó “la falta de una reacción internacional pertinente” ante lo que calificó como “burda violación de los derechos e intereses de los habitantes de Transnistria”.

El levantamiento de las exenciones arancelarias, según Krasnoselski, “tendrá un costo de decenas de millones de dólares al año, va a acarrear procesos inflacionarios (…) y, como consecuencia, una bajada del poder adquisitivo y del bienestar general en Transnistria”.

La historia de esta república rebelde se remonta a 1992, cuando varios distritos de la ribera oriental del Dniéster, de población mayoritariamente rusohablante, se rebelaron contra Chisinau y proclamaron la creación de la República Moldava de Transnistria por miedo a que Moldavia se fusionara con la vecina Rumanía tras el colapso de la Unión Soviética.

Chisinau respondió con el envío de tropas al territorio rebelde, lo que provocó un conflicto armado que se prolongó por varios meses.

Actualmente Transnistria es un territorio fuera del control de Chisinau, con todos los atributos de un Estado, incluido una moneda propia.

El mantenimiento de la paz en la zona del conflicto corre a cargo de la Comisión de Control Conjunta y un contingente militar mixto de Rusia, Moldavia y Transnistria.

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa insiste en resolver el conflicto por la vía negociada en el formato 5+2 (OSCE, Rusia, Ucrania, Unión Europea y Estados Unidos como mediadores, así como Moldavia y Transnistria).

La república rebelde insiste en obtener independencia, pero Moldavia se la niega, ofreciendo a cambio una amplia autonomía. (Sputnik)

Share This Article
Leave a comment